El ser humano es una criatura del aquí y ahora, al igual que el resto de los mamíferos en este planeta. Toda nuestra consciencia esta enfocada a ayudarnos a permanecer en el espacio-tiempo actual ya que esto es imprescindible para poder sobrevivir. Tanto nuestra defensa como nuestra alimentación son efectivas en la medida que podemos estar conscientes en este aquí y ahora.

En la mayoría de las escuelas de desarrollo se enseña que permanecer observando y experimentando en el aquí y ahora no solo es la forma de mantenernos sanos y sin angustia, sino más aún es la forma de iluminarnos y de liberarnos. El aquí y ahora es la semilla de lo eterno y trascendente.

Cuando una persona experimenta algo que es muy difícil de integrar, de asimilar, entran en juego toda una serie de procesos de protección de la integridad del ser, incluyendo su presencia en el aquí y ahora. Aparte de esta protección, estos mecanismos tratan de que la experiencia no asimilada sea de alguna manera pospuesta para que después en un momento más favorable, podamos revivir la experiencia y asimilarla.

Todos estos mecanismos de defensa ocurren automáticamente y están regidos por el inconsciente por lo que generalmente su acción y presencia no es detectada por el consciente de la persona que los esta viviendo.

Con el paso del tiempo, estos mecanismos de defensa se van saturando por decirlo así de material no asimilado y empiezan a funcionar no solo para conservar la integridad de la persona sino que empiezan a convertirse en un problema porque actúan como mecanismos sostenedores de inconsciencia. Nuestras mismas defensas empiezan a convertirse en cadenas que nos mantienen en una constante lucha y defensa contra enemigos que muchas veces dejaron de existir hace años.

Normalmente esto pasa en la vida, algunas cosas las integramos y otras cosas no, la identidad verbal, la identidad consciente tiene que describir el mundo, dice”haber, haber, que paso aquí, aquí falta información”, la rehace, llena los huecos, y así vivimos tranquilos en la vida, y muchas veces pasa que nuestra historia, nuestra memoria, esta totalmente alterada de los hechos reales y nos convencemos que esa “historia “ es lo real.

Y eso pasa, porque nuestra identidad verbal tiene que tener una secuencia lógica y creamos toda una explicación de la realidad. Entonces, lo que sucede es que si tienes una experiencia que te esta sacando del aquí y ahora y que es dolorosa y que no puedes estar manejando, parte o toda la experiencia se guarda, queda aislada y esto es obviamente se transforma en un CA o un sámskara, y la persona regresa al aquí y ahora.

Ahora lo que pasa, es que entre más va pasando tiempo, es más difícil regresar al aquí y ahora porque se ve cargando la consciencia de momentos sin asimilar, entonces, más y más te vas alejando del aquí y ahora, vas perdiendo ese contacto, y más y más vas entrando en ansiedad y más y más empiezas a elaborar mecanismos de defensa más y más complejos para llenar los huecos, para explicarte, para estar tranquilo, para estar en el aquí y ahora, etc., etc., pero los mecanismos de defensa no son malos, lo que están pretendiendo es mantener al individuo en el aquí y ahora.

En la psicoterapia ontogónica vemos los mecanismos de defensa como un proceso de protección que en la medida que la persona se va desarrollando se van haciendo más ricos y complejos y también en la medida que las experiencias no asimiladas crezcan en número o en intensidad los mecanismos crecen en su complejidad y toman más energía libre de la persona, llegando a minar la salud y gozo de vivir.

Dividimos los mecanismos de defensa en cuatro sistemas yendo del más simple al más complejo. Cada sistema es sostenido por una dinámica particular que en esencia es inconsciente. Y cada sistema cuenta con cinco mecanismos de defensa que van desde el más simple, al más complejo y el mecanismo que entre en acción va a depender de la intensidad de la carga de la experiencia no asimilada.

Advierto que a varios de los mecanismos de defensa conocidos, les damos nuestra propia explicación.

Los cuatro sistemas son los siguientes:

1) NEGACIÓN.
2) DISTORSIÓN.
3) JUSTIFICACIÓN.
4) REIDENTIFICACIÓN.

Las dinámicas de consciencia asociadas con los sistemas son:

1) NEGACIÓN- dinámica = Represión.
2) DISTORSIÓN – dinámica = Fantasía.
3) JUSTIFICACIÓN – dinámica = Intelectualización .
4) REIDENTIFICACIÓN – dinámica = Confusión.
Ahora explicaré cada uno de los sistemas.

I) NEGACION:

La integridad de la persona esta en peligro, no es capaz de integrar la experiencia, esta se niega como válida, real o como perteneciente a nosotros y se guarda para su integración posterior y de esa manera salvaguardar el aquí y ahora. El primer mecanismo, así como el más primitivo, es negar.

Para poder negar una experiencia básicamente necesitamos de la dinámica de Represión, o de la facultad y la posibilidad de reprimir. La dinámica de represión consiste en tomar la energía libre en el individuo, densificarla en un globulito y mandarla fuera del contexto. La represión implica un mecanismo de densificación, de solidificación. Es la dinámica básica que hace que el inconsciente guarde las cosas en cualquier mecanismode defensa.

Sus cinco mecanismos de defensa en orden de complejidad y seriedad son:

1) AISLAMIENTO EMOCIONAL:

En la medida que hay más represión, sectores enteros de la vida emocional empiezan aislarse, entonces la persona empieza a ser incapaz de sentir plenamente primero ciertas emociones y después todas.

2) DEFLECCIÓN:

La deflexión es como tener un blindaje en el cual todo te rebota nada te toca, ya no sólo has aislado aspectos emocionales de tu identidad emocional, sino que ahora aprendes a deflectar la realidad, o sea, la estas viviendo pero siempre un poquito de
ladito, atrás de un vidrio blindado.

3) AMNESIA:

En la amnesia primero empezamos a olvidar episodios selectos, cuando esto se agrava, olvidamos etapas enteras de nuestra vida. Es muy común que mucha gente no tenga recuerdos de su infancia o solo tenga muy pocos de ella, de tanto negar la experiencia, su memoria queda enterrada. Y es común en estos casos que la gente se invente historias aceptables de sus momentos perdidos, de tal manera que llegan a creer que vivieron cosa que nunca pasaron ó que son alguien que no son, y estoy hablando de personas consideradas psicológicamente normales.

4) DESCONECTAR:

La amnesia empieza a producir bloques enteros de desconexión, desconexión ya no solo es un aislamiento emocional, sino pedazos enteros de tu vida empiezan a desaparecer, se van al bote de basura de tu inconsciente y es más difícil recuperarlos ya que aunque se toquen en terapia, la persona los desconoce como propios.

5) DISOCIACIÓN:

Y después de desconectar si no es suficiente la desconexión, hacemos una disociación y esto es lo que llamamos el síndrome de personalidad múltiple, en donde desconocemos de tal forma una parte nuestra que la vemos como otra persona.

No es necesario llegar a extremos psiquiátricos para que este mecanismo aparezca, de alguna manera todos tenemos ese síndrome hasta cierta medida, los CAS primarios están suficientemente cargados con material no asimilado que muchas veces la persona los vive como si fueran experiencias externas y ajenas a uno.

II) DISTORSION:

A veces la negación no es suficiente, entonces entra la distorsión para ayudar a conservar la integridad de la persona. Aquí es donde entra en acción la dinámica de la fantasía.

Hay un aspecto sano de la fantasía, a través de ella podemos accesar mundos simbólicos y arquetípicos que pueden alimentar nuestra experiencia y ayudarnos a crecer, con la fantasía estamos creando mundos enteros, sin limites, pero cuando es usada en los mecanismos de defensa, generalmente esta fantasía se distorsiona.

Los mecanismos de defensa en si, por ser parte de la vida, por ser parte de la consciencia y por ser parte de la esencia divina creativa, tienen un aspecto de creación de realidad, por ejemplo, todo el material reprimido, solidificado, es la materia prima, la fantasía es el soplo de vida a esa materia, pero ese soplo de vida esta distorsionado.

Los cinco mecanismos de defensa relacionados, son:

1) DISTORCIÓN SENSORIAL:

La distorsión sensorial es cuando la persona se vuelve hipersensible a ciertos estímulos o se vuelve hiposensible, demasiado o demasiado poco. También puede pasar que la persona no pueda identificar sus sensaciones adecuadamente porque las siente “como si fueran, pero no son realmente”.

Puede haber zonas del cuerpo adormecidas como comúnmente encontramos en los problemas sexuales, o al revés zonas tan sensibles que no soportamos su tacto, o patrones de dolor distorsionado, por ejemplo puede haber un poquito de dolor y este se
amplifica haciendo que todo el cuerpo duela, como que no hay barrera, no hay límite a ese dolor, y de hecho este tipo de reacción para mí es una de las causas a nivel psicológico del cáncer, esa reproducción de células es parte de este mecanismo de no poder poner límites a la experiencia.

2) DESPLAZAMIENTO:

¿Qué hago con esa energía?, la desplazo a un objeto que no sea tan amenazante, aversivo para mi, por ejemplo tengo coraje con X gente, pero resulta que es un maestro de Kung – fu, yo reprimo esa agresión, pero no es suficiente, empieza a escaparse,entonces la desplazo hacia otra persona que no me sea amenazante. Pero no solo desplazamos cosas negativas, también desplazamos otro tipo de cosas como por ejemplo: necesidades de cariño, entonces ves gentes solas ahí sentadas
con sus perros, tratan mejor a sus perros de lo que han tratado a un ser humano en la vida, estamos desplazando esas cargas, porque es menos amenazaste un perro, porque el día que nos da lata lo ponemos a dormir y se acabo, sin culpa, y hay gente que hace eso con sus hijos, se acercan a ellos hasta que llegan a una edad donde empiezan a pensar por si mismos, ya no los quieren porque ahora empiezan a ser un reto.

Aquí podemos ver como la fantasía esta actuando, creando toda una realidad nueva.

3) FUTURIZAR:

Futurizar ocurre cuando vemos venir una energía difícil de digerir, la reconocemos de alguna manera, y decidimos hacer algo con ella, pero mañana, en un futuro, toda esa energía la invierto para crear un futuro donde se va a resolver y me quito el problema del aquí y el ahora, pero al estar futurizando , siempre estoy allá porque la energía me esta jalando, estoy solidificando un futuro y claro nunca se realiza, porque nunca llego a alcanzarlo.

Es como tener una vara y querer alcanzar la punta de la vara pero la vara la estoy sosteniendo yo, si camino hacia la punta, la punta se aleja, o es como un caballo corriendo detrás de una zanahoria, eso se llama futurizar.

4) PROYECTAR:

Ponemos a otras personas u objetos la responsabilidad, culpa, necesidades o deseos que nos pertenecen, pero que no queremos aceptar como parte nuestra, ya que podrían poner en peligro la propia imagen o, en casos extremos, la sobrevivencia.

Ejemplo: una persona educada con un gran celo religioso proyecta su inaceptable deseo sexual en otras personas. Así ya no es ella quien está en «pecado», son los demás quienes «sólo tienen sexo en la cabeza» y se van a quemar en el infierno, mientras ella gana el cielo con su pureza.

Otro ejemplo es quien ha guardado por años una gran ira y cree firmemente que todo el mundo está enojado con él y lo rechaza. No sospecha que es él quien rechaza primero: «ellos son los del problema, yo no».

5) FORMACIÓN REACTIVA:

Cuando sentimos algo demasiado adverso o peligroso para nosotros mismos, reaccionamos de forma contraria a lo que queremos. Sonreímos al policía que nos paró por exceso de velocidad, como si nos cayera bien. Adulamos al jefe que queremos patear, etc.

La distorsión máxima es lo que llamamos la formación reactiva, la formación reactiva es transformar totalmente al otro polo la experiencia, por ejemplo cuando estoy siendo torturado, mi mecanismo de defensa no alcanza, no alcanza y de repente llega un momento dado que empiezo como amar o a depender de mi torturador, no importa que me este lastimando porque es la única forma que puedo seguir ahí sin disociarme, sin volverme loco, entonces mi odio total lo estoy transformando en una especie de admiración y amor al torturador, admiro su poder que tiene, lo que sea, y lo empiezo a necesitar, como lo necesito de alguna manera estoy pidiendo más dolor y se hace un circulo vicioso.

Esto mismo sucede cuando el pueblo odia a sus gobernantes pero al mismo tiempo todo el mundo los admira porque tienen el poder tienen el dinero, etc., es como esta forma y es el punto máximo de distorsión, es totalmente ver blanco lo que es negro y viceversa.

La formación reactiva esta muy presente en todo tipo de simbiosis sadomasoquistas.

III) JUSTIFICACION:

Surge cuando necesito explicar en forma “lógica”mi negación ó mi distorsión. Muchas veces la justificación al tener que convencernos de algo que no es cierto genera programaciones verbales falsas.

De alguna manera estoy negando estoy distorsionando, pero no es lógico esto, tengo que explicarlo, tengo que construir toda una justificación para que toda mi identidad verbal este tranquila, entonces lo que usamos como mecanismo para la
justificación es la intelectualización, necesito intelectualizar mi experiencia para poderla justificar, en el momento que empiezo a intelectualizar mi experiencia, ¿qué pasa?, algo extraordinario y macabro, empiezo a programar el cassette, empiezo a meter este mundo de ideas, de programaciones, de “nadie me quiere”, “es que el mundo es muy duro”, etc., todo esto les llamamos programaciones, cassettes, los rollos neuróticos están dale y dale, toque y toque y toque, las estructuras rígidas de creencia todo eso, se debe por las intelectualizaciones.

Sus mecanismos son:

1) DIALOGOS DEL PERRO DE ARRIBA Y EL PERRO DE ABAJO:

En estos diálogos están los cassettes, las programaciones, las voces internas, y después de un tiempo las voces se contradicen, se pelean que se contradicen, luchan por ganarle a la otra, y caemos en una experiencia interna fragmentada. Perls nos dejo muy
claro que cada vez que hay un dialogo interno necesitamos integrar algo, así de simple. Freud diría que es un dialogo entre el ello, súper yo y el yo.

La presencia o ausencia de estos diálogos internos nos pueden servir como indicadores de cuando estamos rompiendo el aquí y ahora, cuando empieza a pararse sabemos que nos estamos poniendo as en contacto con nosotros mismos y por lo tanto
más integrados, cuando aparecen sabemos que hay algo que integrar. Siguiendo este proceso podemos crear un proceso constante de auto-terapia.

2) RACIONALIZACIÓN, CULPAR:

Nos justificamos o justificamos a alguien a través de la razón o de un argumento lógico. Tenemos así todas las explicaciones y excusas de la gente que justifica con ello su conducta.

Entre más inteligente es la persona, es más fácil usar este mecanismo: «me hago y te hago el tonto.»

3) COMPENSACIÓN

La compensación puede ser un proceso intelectual interno o uno de acciones externas. En la compensación racionalizamos que podemos corregir o satisfacer algo si hacemos ciertas cosas, por ejemplo supongamos que siento que no he amado a mi familia lo suficiente, pero voy a compensar eso yendo a misa con ellos, o dándoles dinero a mis hijos, pero esto lo hago sin darme cuenta que en realidad estoy compensando una falta de cariño.

4) DESHACER:

Pretendemos anular un mal acto con uno bueno, por ejemplo, os unimos a una misión para dar de comer a los pobres, mientras matamos de falta de amor a nuestros más cercanos familiares. Necesito hacer actos de constricción, o sea necesito hacer algo para deshacer lo que siento que ha estado mal y que no he podido compensar y que no he podido racionalizar, todavía me molesta algo, entonces, necesito deshacerlo de alguna manera.

5) ESPIRITUALIZAR:

El colmo de justificar algo es espiritualizarlo. Cuantas veces no escuchamos cosas como: “es que esto tiene sentido” o “es que esto me lo mando Dios”, “esto ha sido muy bueno para mi, porque me ha ayudado a crecer”, etc., justificando algo doloroso sin haber sentido el dolor.

Desde afuera podemos creer que la persona esta muy bien, porque tiene fe en Dios y todo ese tipo de cosas, pero la espiritualización no es integración. Por ejemplo tengo mis impulsos sexuales, veo toda una neurosis en el sexo, pero tengo este impulso y no se que voy hacer con el, como lo voy a justificar, lo espiritualizo, entonces me vuelvo místico, estoy haciendo el amor con Dios y ya no tengo problema.

La sublimación freudiana es un mecanismo de defensa que tiene que ver con la espiritualización, pero es una forma más sana de manejo, de hecho según Freud es el único mecanismo de defensa aceptable ya que permite a la persona a adaptarse en una
forma menos neurótica.

En Ontogonía decimos que cualquier mecanismo de defensa siendo por definición inconsciente, no es la dinámica ideal para nosotros, sin embargo cuando la sublimación se convierte en un proceso consciente, ésta ya no es una defensa sino un mecanismo de transmutación consciente y por lo tanto una dinámica de crecimiento y dirección sana.

IV) REINDENTIFICACION:

La reidentificación sucede cuando no tengo elementos para explicar o resolver el dilema a través de los mecanismos de defensa ya explicados y ocurre por decirlo así un crash del sistema psicológico. Gracias a ese crash hay una nueva oportunidad de reorganizar toda la psique; la mayoría de las veces esa reorganización nos lleva a mecanismos de defensa más sofisticados aún, pero por otro lado puede ser una muy buena oportunidad de reorganizar la personalidad en una forma más sana. De hecho muchas veces en terapias muy profundas, la persona llega a tener este tipo de crashes de sistema y bien manejado esto, puede ser muy beneficioso.

La dinámica que ocasiona este crash le llamamos confusión y básicamente se da porque no hay datos ni experiencia suficiente para manejar el material. La personalidad puede optar en desarrollar alguno de los cinco mecanismos de defensa siguientes:

1) REGRESIÓN:

Empiezo a confundirme necesito reidentificarme, pero necesito entonces buscar un punto de referencia, entonces voy a buscar en mi historia un punto de referencia suficientemente sólido y estable para identificarme ahí y parar el mundo tantito, entonces en situaciones de mucho estrés las gentes tienen regresiones y empiezan a comportarse como se comportaban cuando tenían tres años, dos años, cinco años y sí la desorganización, la confusión es suficientemente amplia la persona llega al colmo de la regresión que es a la etapa fetal y entra como en una catatonia o en un autismo.

El último punto de resguardo que encuentra la persona es la vida fetal, pero normalmente encontramos etapas previas, entonces vemos gente que esta en eterna regresión comportándose como una niñita de cuatro años, o como una adolescente ya
tienen 3 hijos, ya tienen cuarenta y tantos años y sigue siendo una adolescente, esta en regresión, ese es su mecanismo favorito y están en regresión, y en una regresión no hay necesidad de justificar tanto porque estas en una regresión, o sea un adolescente, un niño no necesita estar justificando tanto, a un niño le dices porque hiciste eso y te va a contestar que no sabe, el niño no justifica, a un adolescente le dices porque hiciste eso y te dice “porque, que te importa”.

2) IDENTIFICACIÓN:

Ahora otra forma es identificación. Una forma de ésta es regresarme a mi historia personal, donde encuentre un punto de solidez, de resguardo y me regreso. Otra forma es identificarme con algo externo a mi para que esto sea mi punto de resguardo, entonces me identifico con un club o con un grupo social, me identifico con mi jefe, me identifico con mi maestro, con el terapeuta con quien represente un punto de estabilidad, etc., ¿para qué?, para que mi confusión se quite.

Pero al identificarse con alguien externo nos perdemos a nosotros mismos, todavía en una regresión aunque se vea ridículo sigues en ti mismo, pero ya en una identificación empiezas a perderte.

3) INTROYECCIÓN

La introyección es parecida a la identificación, lo único que ahora en vez de identificarme hacia fuera, encuentro un punto de referencia y lo incorporo. También podemos llamarle “posesión” a la introyección, ya que me poseen valores, formas, puntos
de referencia que no son míos que no son de mi identidad.

Para no sentirnos expuestos, incorporamos a nuestro sistema los valores o características de quien nos representa grandeza. Recordemos la facilidad con la que mucha gente adoptó la ideología nazi (y participó activamente en ella) para no ser atacada por el partido de Hitler. Nos olvidamos de nuestros valores morales durante la lucha por sobrevivir. Es más fácil adoptar los del más poderoso. Veamos el «síndrome del niño golpeado». El niño golpeado incorpora esta nefasta parte de su padre para, de cierta forma, aliarse a su torturador y sobrevivir. Entonces, también será un padre golpeador.

Otro ejemplo es cómo introyectamos la manera de ser, de hablar y de vestirse del grupo social que frecuentamos para ser aceptados.

4) CONFLUENCIA

La confluencia o el síndrome de Selig de Woody Allen, el personaje de Allen en esa película, era un camaleón, se hace igualito a los demás, no tiene identidad, o sea no hay ni siquiera mi identidad que es poseída en la introyección, si no que tienes una
identidad y al rato otra identidad.

Los mejores espías son aquellos que pueden confluir, y que tienen como uno de sus principales mecanismos de defensa el confluir, pero aprenden a observarse y manejarlo conscientemente; tenemos ejemplos de la guerra fría en donde “plantaban” a
alguien, y los 15 años, después que ya había hecho una vida lo “despertaban” y le daban sus órdenes, las cuales seguía, habiendo ya confluido totalmente con otra cultura, tenido familia, trabajo, etc., traicionaba a sus actuales amigos.

La propaganda política lo que trata es estimular la confluencia, ¿por qué?, por que en una masa es más fácil perder tu identidad, o sea, cuando el individuo permanece como individuo, esta muy difícil que pierda su identidad, pero en una masa es muy fácil
manipularlo.

5) AUTONULIFICACIÓN:

En la autonulificación, la persona decide dejar de existir, deja que su experiencia tenga importancia, entonces es muy fácil caer en un total servilismo, por ejemplo, en un hogar donde la mujer sea totalmente abusada y a parte viva para el bien de su marido, estando totalmente nulificada; ahora un día esa mujer, se puede despertar, tener una descarga, cortarle los genitales al esposo, ¿qué le pasó si llevaba 10 años tan contenta?, lo que pasa es que estaba autonulificada y llego un día que ya ese mecanismo ya no lefunciono y lo último que pudo hacer es una descarga.

El primer punto es reprimir, negar y por último autonulificarte, para poderte autonulificar necesitas haber negado haber reprimido, haber pasado por distintos mecanismos de defensa hasta que ya no te importe tu experiencia.

Todos tenemos todos los mecanismos de defensa o la posibilidad de usar todos, todos desarrollamos una preferencia y mucho de esta preferencia esta marcada por el grado de necesidad y por el medio ambiente que nos rodea que promueve más cierto tipo de cosas o las otras.

Y otro punto es que estos mecanismo de defensa por ser inherentes a nuestra sobrevivencia biológica y psicológica existen en forma potencial desde que estamos en el vientre, y en la medida que nos desarrollamos y enfrentamos distintas situaciones, se van a ir manifestando los distintos mecanismos de defensa. Pero el hecho es que entre más usemos mecanismos de defensa, quiere decir que la presión esta siendo cada vez más fuerte y más fuerte, entonces cuando hablamos de los mecanismos de defensa últimos, estamos hablando también implícitamente de un mayor grado de disociación o de perdida de contacto.

Tener mecanismos de defensa no es malo, es algo natural y que nos permite vivir una vida más o menos balanceada, pero cuando su presencia es excesiva lleva a la persona a una inercia en donde por decirlo así ya no puede o ya no se atreve a vivir cosas nuevas y renovarse.

Cuando estamos en un proceso de psicoterapia muchas veces los mecanismos de defensa se convierten en las principales fuerzas antagónicas al cambio. De ahí que es importante para el terapeuta reconocerlos y saber manejarlos.

 

Dr. Carlos de León

Extracto del libro «Flujo de Vida»